compartir en:

Por Óscar Reyes

Conocido por temas como “El si­renito” y “Mi matamoros queri­do”, Rigo Tovar traspasó el tiem­po y desde el 2005, año de su muerte, el estado de Tamaulipas le colocó una estatua de bronce que es considerada como patri­monio cultural.

Sin embargo, la imagen del mexicano ha sido víctima de di­versos imitadores como lo dio a conocer su hijo Rigoberto Tovar Scott, quien interrumpió la confe­rencia de prensa de Mario Tovar López, quien dice ser el herede­ro de su nombre y tiene planeado realizar un homenaje al cantautor junto con otras agrupaciones de renombre.

“Para trabajar como Rigo Tovar Jr. yo soy el único que tiene la li­cencia, en el caso de mis herma­nos ellos saben que no pueden utilizar el nombre y este señor (Tovar López) es un farsante que utiliza el nombre de mi papá”, afirmó Tovar Scott.

En su defensa, Tovar López aseguró que él cuenta con los permisos necesarios para tra­bajar con el título del cantau­tor fallecido; sin embargo, los licenciados de Tovar Scott han interpuesto diversas demandas para detener a él y a otros cua­tro farsantes.

Según Tovar Scott fue Aurelio Esparza, hermano de Lupe Espar­za de Bronco, quien ha apoyado al imitador Mario.