compartir en:

Monterrey.- La velada del pasado lunes dejó por poco saldo rojo en Monterrey, Nuevo León, después de que unos hombres armados irrumpieron en una fiesta y dispararon a los asistentes, tres personas resultaron heridas, entre ellas un pequeño de cinco años de edad.

El atentado ocurrió a las 23:50 horas en un salón de eventos ubicado en la Quinta Campestre San Juanito, en la colonia Nuevo Almaguer y, aparentemente, el objetivo de los sujetos era el festejado de 27 años de edad, quien tiene antecedentes penales por el delito de narcotráfico.

El niño que resultó lesionado fue identificado como Jesús Osvaldo y sufrió heridas en su mejilla derecha; la otra víctima, Juan Antonio, fue un joven de 17 años de edad, a quien las balas alcanzaron en el brazo y un costado de su cuerpo; mientras que Daniel Aguilar, de 42 años y vigilante del lugar, recibió disparos en el tórax, abdomen, pierna izquierda y glúteo izquierdo.

Según los testigos, dos hombres bajaron de un auto oscuro con un arma AR-15 y una pistola calibre nueve milímetros; en cuanto llegaron a la puerta del salón, abrieron fuego en contra de las personas, posteriormente huyeron del lugar.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: