compartir en:

A fin de erradicar o reducir al mínimo posible los abusos sexuales cometidos por integrantes del clero, la Iglesia mexicana impulsa un proceso de renovación sacerdotal en sus casas de formación.

La Arquidiócesis de México afirmó que hoy más que nunca la Iglesia está llamada a actualizar sus métodos, tanto de selección como de acompañamiento y evaluación de los candidatos.

Ello, anotó, a fin de responder a este desafío, pues es mejor contar con pocos seminaristas y sacerdotes santos, que muchos acogidos de manera abierta e irresponsable en los seminarios.

"La Iglesia se encuentra en un punto crucial en el que no debe dar marcha atrás. El dolor de las víctimas debe impulsar el trabajo comprometido, bajo el principio de 'tolerancia cero', hasta devolverle a la Iglesia el rostro santo de su fundador", indicó a través del editorial de su órgano de información oficial Desde la Fe.

Recordó que el papa Francisco está convencido de que la clave para erradicar o reducir al mínimo posible los abusos sexuales cometidos por miembros del clero, se encuentra en gran medida en la formación sacerdotal.

Por ello, "ha pedido de manera insistente a los obispos poner especial atención en los seminarios, donde se gesta ese vacío espiritual que en no pocos casos ha permitido debilidades escandalosas que ensombrecen el rostro de la Iglesia".

Destacó que ante la magnitud de este flagelo, que ha lastimado profundamente a la Iglesia de Jesucristo, "aquéllos que tienen en sus manos la responsabilidad de ofrecer a los seminaristas una formación integral, deben atender principalmente cualquier conducta negativa que pueda agravar aún más este problema tan doloroso para quienes hemos aceptado a Jesucristo como salvador".

La Arquidiócesis de México precisó que actualmente lleva a cabo una renovación de las estructuras y planes de estudio en el Seminario Conciliar, pues es indudable que una buena formación humano-pastoral y académico-espiritual previene conductas inapropiadas dentro de la Iglesia.

Sin embargo, destacó que ningún esfuerzo será suficiente si el objetivo no es compartido por todos y cada uno de los responsables de garantizar la madurez afectiva y sexual de los candidatos al orden sacerdotal, empezando por las propias familias.

En tanto, el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, encabezó una oración masiva en la Catedral Metropolitana por el papa Francisco, luego de los ataques y acusaciones por supuesto encubrimiento de abuso sexual infantil de que ha sido objeto.

"Hoy los invito a pedir por el papa Francisco, porque él necesita también crecer cada día en su fortaleza, en la toma de decisiones como las que va haciendo y que incluso dentro de la Iglesia no les parece, o no están de acuerdo", expuso.

TAGS EN ESTA NOTA: