compartir en:

Una denuncia ciudadana realizada a través del centro de servicios de emergencia Base Plata, provocó la movilización policiaca  al domicilio ubicado en Matías Romero, número 3, en el barrio de San Antonio, donde se disponía el desarrollo de un baile clandestino denominado “perreo”.

En el domicilio particular, el cual todavía se encontraba vacío, se observó que estaba acondicionado como salón de fiestas en un área aproximada de cien metros cuadrados, además al fondo del local se observó una mesa con ingredientes para la preparación de “micheladas” y otras bebidas alcohólicas.

La autoridad delegacional también constató la colocación de un aparato de sonido y sillas, por lo que personal del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA)  procedió a la colocación de los sellos de suspensión de actividades, ya que el propietario del lugar no contaba con los permisos correspondientes.

TAGS EN ESTA NOTA: