compartir en:

México.- Con el objetivo de ayudar al medio ambiente, se inauguró la primera fase el edificio de Ecotecnológica y Bioenergía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el inmueble, de mil 800 metros cuadrados, se podrán analizar los diferente biocombustibles que existen; como el de leña, briquetas o pellets; para medir su desempeño al generar calor, electricidad o combustibles para el transporte.

Omar Masera Cerutti, coordinador académico de los proyectos que se realizan en el edificio, explicó que se busca la “transición energética a fuentes renovables” en México, por lo que es necesario asegurar la calidad de este tipo de tecnologías.

“Aquí trabajamos en generar esas condiciones, para que la industria y los consumidores utilicen estas energías de manera más amplia y con garantías sobre su desempeño”.

En esta primera etapa el edificio ya cuenta con cinco laboratorios: de Biodiésel y Agua; de Innovación y Evaluación de Estufas de Biomasa (LINEB); de Tecnología e Innovación Rural; de Diseño, Modelado y Simulación (LDMS), y  de Vivienda Ecotecnológica (VALE).

Aparte, de que hay tres grupos adicionales para trabajar, estos son: el de Análisis sobre Sustentabilidad y Políticas Públicas de los Biocombustibles Sólidos; sobre Oferta y Demanda de los Recursos Biomásicos; y de Análisis sobre los Impactos de las Ecotecnologías.

Esta nueva unidad; que se ubica en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES), campus Morelia; alberga el Clúster de Biocombustibles Sólidos, que es parte de los mega proyectos  CONACyT-Secretaría de Energía, y la Unidad de Ecotecnologías y el Laboratorio Nacional de Investigación Ecotecnológica y Sustentabilidad (LANIES).

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: