compartir en:

Por Aarón Cruz Soto 

Ciudad de México.- Francisco Hinojosa ha escrito una gran obra dedicada a los niños, desde la transgresión natural de los infantes, Hinojosa ha construido un universo literario que invita a los niños a cuestionarse, sin dejar de lado el mérito literario de su obra.

 

NOTA RELACIONADA: "La rebeldía de pensar" de Óscar de la Borbolla, volver a las armas críticas

 

El Fondo de Cultura Económica acaba de publicar el libro Inchi Farofe, con la participación del caricaturista Fisgón, con el cual el autor cuestiona las instituciones del lenguaje pero también les da su lugar, según declaró en entrevista al Diario de México. 

 

“Es una invitación a decir que la académica tiene su parte y su trabajo, pero no dice cómo debemos hablar, ni los significados correctos de las palabras, si hay una crítica velada a la academia y una invitación a los lectores a apropiarse de la lengua”, indicó Francisco Hinojosa. 

 

 

 

En el texto se presenta un lenguaje construido por el niño ¿Cómo nació esa idea? 

 

Muy al principio los niños inventan palabras, pero cuando crecen se van acostumbrando a las ya existentes.

La idea del libro nació porque hace tiempo publiqué un libro llamado Léperas contra mocos donde los personajes son mal hablados y lo son especialmente con los niños. pero yo no puedo poner “malas palabras” porque no hay ni buenas ni malas palabras,  pero bueno una escuela debe respetar ciertas normas para que un libro entre al aula. Entonces lo que hice fue inventarme esas palabras, una señora le dice “eres un tacito estrujilo septimo” ninguna de esas son malas palabras pero la intención en que son hechas las hace ofensivas. 

Yo quise escribir un libro que se llamará pinche, pero eso no lo iba a aceptar ninguna escuela así que le di la vuelta, entonces a principios de este año tuve la iluminación y le puse inche para que tuviera una referencia a esa vocablo pero que no lo fuera, que no fuera agresivo y pudiera así entrar a una escuela. 

 

Hay un juego entre el sonido y el significado de las palabras ¡no se que tanto haya tenido esa intención el libro?

 

Es algo que está presente en varios de mi libros de inventar palabras, países, nombres, uno que se llama: Ana, ¿verdad? es un libro que está escrito por una editorial que antes era Alfaguara Infantil ,que tenía que ver con el derecho de los niños a tener personalidad. Entonces me recurrí al nombre de Ana que es de los nombres más sencillos del español y ella llega a un lugar donde es ridículo llamarse así, entonces empiezo a inventar nombres, me invento otras palabras, otros países otra manera de ver entonces el juego de las palabras, la invención de las palabras es una constante en lo que escribo. 

 

El libro tiene referencia al mundo de la política, en especial a Donald Trump pero también a otros personajes ¿Qué tan difícil es tratar esos temas con los niños?

 

Quien le entiende, le entiende, si no ni importa, pero ya aquí la ilustración aparece Trump y bueno, es un tipo bélico, hay algo que está dicho pero no es necesario que el niño lo entienda para que el cuento tenga sentido. Puede no saber que existe un tal Trump pero se entiende sin necesariamente tener ese referente. 

 


Foto: Cuartoscuro 

¿Qué papel tiene la familia? 

 

Al principio la familia es represora, porque amenazan los abuelos con no invitar al protagonista a cenar y al final terminan convirtiéndose en cómplices también, van a lugares a escuchar como esa palabra entra a otros idiomas y ya lo apoya. 

 

¿Cómo trabaja la ilustración? ¿Se involucra en el proceso o es algo independiente? 

 

Lleva 15 libros más o menos que me ha ilustrado, es más yo ya me imagino los personajes dibujados por el Fisgón,  yo nunca veo las ilustraciones antes, en este libro si comentamos, pero fue mínimo y no influyó.

 

Y ¿Qué influencia tuvo su poesía en sus libros infantiles?  

 

Empecé escribiendo poesía hace muchísimos años y esa poesía se empezó a ser mas narrativa pues contaba algo, hasta que escribir un cuento y vi que tenía atención, encontré así en la prosa una forma más adecuada para expresar lo que quería, la poesía la deje, pero si he escrito dos o tres poemas en más de cuarenta años y escribí una novela en verso que no es poesía. 

 


Foto: Cuartoscuro 

¿Qué proyectos tiene en puerta? 

 

Uno es un cuento que se publicó en el Fondo de Cultura en el 1987, que se llama el Informe Negro que se ha traducido al cómic dos veces, montado en una obra de teatro de títeres para adultos y es  una novela escrita en 100 capítulos pero cada capitulo es muy corto, pero yo digo que es una novela no desarrollada y lo que quiero es convertirla en una novela,  para que cada capítulo sean cinco o seis páginas, ese es uno de los proyectos

 

El otro es una novela en verso que se llama Poesía eras tú, le deje abierto una segunda parte y tengo un libro para niños que ya lo prometí que se llama Mis padres son lo máximo,  también es un libro que ya lleva varios años que empecé, pero espero terminarlo pronto.  

 

TAGS EN ESTA NOTA: