Envío de coca a España permite desarticular la célula más fuerte del Cártel de Sinaloa en Europa

espana Cartel Sinaloa

EFE

Madrid.- La Policía española descubrió el mayor centro logístico de recepción, almacenaje y distribución de metanfetaminas de Europa, que el Cártel de Sinaloa había instalado en la nación ibérica, gracias a la detección del transporte de 24 kilos de cocaína desde Madrid a la isla canaria de Tenerife, en el Atlántico.

De acuerdo con la corporación, los agentes incautaron casi dos toneladas de esa sustancia, el mayor alijo de esta droga de síntesis intervenida en España y el segundo mayor decomiso de toda Europa, en un chalet de la localidad alicantina de Villena.

En la operación, de la que informó hoy la policía española en rueda de prensa, fueron detenidas cinco personas, entre ellas un ciudadano mexicano arrestado en la localidad alicantina y que había sido enviado por el Cártel de Sinaloa para recepcionar el "cristal" y organizar la distribución.

NARCOTRANSPORTIAS SUBCONTRATADOS

Mientras que los otros cuatro arrestados —todos detenidos en Valencia— son tres ciudadanos españoles y una mujer de nacionalidad rumana pareja de uno de los anteriores y que habían sido subcontratados como narcotransportistas y especialistas en la ocultación de droga, sobre todo en dobles fondos de vehículos.

Con base en lo descrito por la policía, sus investigaciones empezaron a principios de 2023 en Tenerife, cuando los agentes descubrieron que una organización de narcotraficantes ajena a la actualmente detenida se dedica al tráfico de cocaína desde la Península a la isla canaria y enviaba la droga oculta en lavadoras, algo que hizo saltar las alarmas, dado que los electrodomésticos son más baratos en Canarias, por lo que no vieron sentido que se importaran desde Madrid.

A raíz de esta operación, los uniformados constataron que es desde una empresa de la capital del país ibérico el sitio de origen del que se hacen los envíos de droga y que uno de los responsables realiza operaciones de transporte de estupefaciente también a Valencia en coche y con importantes medidas de seguridad.

Tras ello, la policía interceptó una furgoneta en la localidad alicantina de Villena el 6 de mayo y en su interior los agentes hallaron 224 kilos de metanfetaminas. El resto, unos mil 600 kilos de esta droga, los descubrieron en cajas en una vivienda de esa localidad, listas para su distribución.

Fue en este operativo donde arrestaron al ciudadano mexicano.

UN EDIFICIO EN VILENA

Mientras la operación continúa abierta y los investigadores tratan de descubrir por dónde y cuándo llegó el cargamento de mil 800 kilos de metanfetaminas, sospechan que se trató de un único envío desde México hasta un puerto español.

Desde ese puerto —se indaga si pudo ser el de Valencia— la droga fue conducida a un edificio en Villena, donde el Cártel de Sinaloa había instalado el centro logístico antes de distribuir sus sustancias a toda Europa, cuyos destinos era a países como Alemania, Polonia o Reino Unido e incluso llevarla hasta Australia, mercado emergente en el consumo de esta sustancia.

En España, sin embargo, el tráfico de metanfetaminas no es un negocio potencial, según la policía, que sí advierte de que la presión ejercida contra las organizaciones del tráfico de estas sustancias de diseño, fundamentalmente el Cártel de Sinaloa, en Países Bajos, país de referencia en la recepción y distribución, ha provocado que los narcos hayan preferido instalar ese centro en España.

Se estima que los mil 800 kilos de metanfetaminas podrían haber supuesto un beneficio de "varias decenas de millones de euros".

IMCM