Meteorológico prevé la primera tormenta tropical en el Atlántico

tormenta tropical Atlantico

EFE

Ciudad de México.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), integrado en la Comisión Nacional del Agua (Conagua), prevé que la primera tormenta tropical de la temporada en el Atlántico llegue en 48 horas.

"La zona de baja presión que se encuentra en el Golfo de México incrementó esta mañana a 70% su probabilidad para formar un ciclón tropical en 48 horas", rezó el mensaje, que se acompañó de un gráfico detallado de la situación.

Así se observan dos zonas de bajas presiones que podrían desembocar en una tormenta tropical: la primera y más potente, situada frente a las costas de Campeche, "incrementa a 70% su probabilidad para desarrollo ciclónico" en los siguientes dos días.

Según el SMN, se desplaza lentamente hacia el oeste-noroeste.

La otra zona de estudio está en el Atlántico Central, aproximadamente a 2 mil 380 kilómetros al este-noreste de las costas de Quintana Roo, y tiene 10% de probabilidad de desarrollar un ciclón en 48 horas, aunque para los siguientes siete días aumenta hasta 30%.

Si finalmente nace una tormenta tropical, sería la primera de las 41 que las autoridades pronosticaron para la temporada 2024.

"Se pronostican de 15 a 18 sistemas con nombre en el océano Pacífico, de los cuales entre 8 y 9 serían tormentas tropicales, de 4 a 5 huracanes categorías 1 o 2, y de 3 a 4 huracanes de nivel entre 3 y 5", explicó la titular del SMN, Alejandra Méndez Girón, a principios de mayo.

LA TEMPORADA MÁS ACTIVA

La temporada de ciclones inicia el 15 de mayo en el océano Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico y, según Méndez, será "más activa de lo habitual en el Atlántico", con hasta 50% por arriba del promedio, que corresponde a 14 sistemas.

Esta posible tormenta tropical se pronostica luego de que en 2023 el balneario de Acapulco, estado de Guerrero, en el sur de México, sufriera el paso del huracán "Otis", el ciclón más fuerte de la pasada temporada, que tocó tierra cerca del turístico Acapulco el 25 de octubre como huracán de categoría 5, con vientos sostenidos de 260 km/hora.

El fenómeno se convirtió, de acuerdo con el Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), "en el huracán más fuerte jamás registrado en tocar tierra en el Pacífico oriental", pues causó al menos 51 personas muertas, 34 desaparecidas y unas pérdidas de unos 3.200 millones de dólares. 

IMCM