Homenaje a Raúl Renán: generoso poeta precursor de la poesía experimental

Raúl Renán

Por Pablo Luna Luna

Raúl Renán será recordado, por mucho tiempo, como uno de los precursores de la poesía experimental en México, pues no sólo fue su pluma la que se aventuró en romper con lo establecido, sino también su generosa vocación pedagógica la que le llevó a impulsar a sus alumnos por estos senderos.

Quienes le conocieron de primera mano, decidieron hacerle un homenaje póstumo el pasado viernes 14 de junio, en el Café-centro cultural Fiel a la Tierra de la colonia Roma Norte, e invitaron a otros y otras colegas, a sus hijas y toda aquella persona que se quisiera acercar a la obra de este importante poeta nacido en Yucatán, pero asentado en la Ciudad de México durante varias décadas.

A la cita acudieron Pascual Borzelli Iglesias (fotógrafo), Adriana Tafoya (escritora y ensayista), Armando Oviedo (narrador y crítico literario), Daniel Téllez (poeta y crítico literario), Mariana Bernárdez (poeta y ensayista), además de fieles parroquianos de Fiel a la Tierra, un espacio que se ha convertido en un referente para la difusión y presentación de la literatura independiente.

¿Pero quién fue Raúl Renán y porqué fue tan importante para las letras mexicanas? Pues bien, se sabe que nació en Mérida, Yucatán, el 2 de marzo de 1928 y murió el 14 de junio de 2017 en la Ciudad de México; y aunque se le identifica por su prolífica labor poética, se desempeñó también como narrador, ensayista, maestro, editor y en palabras de la poeta Mariana Bernárdez, “un agitador de la vida cultural” en nuestro país.

Durante el homenaje, las y los asistentes recordaron las cualidades literarias de Raúl Renán, pero sobre todo destacaron su generosidad “cuando tenías un proyecto y tenías que auto financiarte, él no decía ‘háganse bolas’, ¡no! Raúl le entraba”; señaló Daniel Téllez y su comentario fue ratificado y ampliado por Adriana Tafoya, quien recordó el momento en que por iniciativa propia “el maestro Raúl, les llamó por teléfono” y se ofreció a colaborar en la revista VersoDestierrO, la cual había conocido apenas unos días antes gracias a una persona que le dijo ‘¡no la leas!’ y eso en vez de desmotivarle, le llamó mucho la atención... “la leyó y luego nos llamó”.

Armando Oviedo, destacó que Raúl Renán se caracterizó por “ser un transgresor de las fronteras de los géneros… fue de los poetas disruptivos de eso que ahora podemos llamar transgénero literario” y agregó que una de las cosas que más le gustaba del maestro fue que “su obra fuera siempre un callejón con salida (artística) a veces muy elegante, como un prestidigitador, a veces con un desplante burlón”.

Para Mariana Bernárdez, a quién entrevistamos previo al homenaje, Renán era “una persona extraordinaria”, no sólo por su labor poética o editorial, sino porque en esta labor “encontró la forma de “ensanchar el horizonte y tener una expectativa de esperanza vital”; agregó que fue un personaje comprometido con la palabra y un maestro en toda la extensión, formador de escritores y un intenso lector, por lo cual “es un personaje muy vigente, al cual hay que acercarse, “sobre todo en estos tiempos que estamos viviendo de tantísima desesperanza”.

Si bien la obra escrita de Raúl Renán, se compone por más de treinta y cinco libros, entre poesía, narrativa, ensayo y antologías, Mariana Bernárdez nos sugiere acercarnos a su obra por medio de títulos como: Gramática fantástica (UNAM,1983), Pluvia (Ediciones Del Lirio, 2018) o de Serán como soles (Aldvs, 1996); libros que sin duda nos abrirán el horizonte hacia la obra extraordinaria de Renán.

Si bien la información acerca de la vida y obra de Raúl Renán es pública, me gustaría agregar que durante su carrera fue reconocido con el Premio de Literatura Antonio Mediz Bolio y se creó en 1998 el Premio Nacional de Poesía Experimental Raúl Renán, en homenaje a su fructuosa trayectoria y como reconocimiento de su obra.