Ciudad de México.-Los trabajos para demoler del Hospital Regional General Ignacio Zaragoza número 25 del IMSS, empezaron este lunes, luego de las afectaciones estructurales que sufrió por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El secretario general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Javier Guerrero García detalló que en dos años a más tardar el nuevo hospital estará listo totalmente equipado y funcional aunque en esta ocasión será construido de forma horizontal.

Durante la ceremonia de demolición mencionó que 400 mil derechohabientes se vieron afectados tras dejar de dar servicio el nosocomio.

"A raíz de los sismos de septiembre de 2017, este inmueble dejo de funcionar afectando a 400 mil derechohabientes al resultar dañados 46 consultorías y 272 camas se perdieron, también se perdieron 6 salas de rayos X, con lo que se afectó la labor de 225 médicos y 431 enfermeras quienes atendían 9 mil urgencias y practicaban 750 intervenciones quirúrgicas al año" dijo el funcionario federal.

 

Informó que los trabajos de demolición tendrán un costo de 67 millones de pesos, los cuales tardarán aproximadamente seis meses y estarán a cargo del Ejército Mexicano.

Explicó que la demora en las labores de reconstrucción se debió al desorden de sexenios pasados, donde el IMSS no contaba con la documentación de pago de predial y de uso de suelo, por lo cual se tenían adeudos con el Gobierno de la Ciudad de México.

Por su parte, Juan Manuel Delgado Coordinador de infraestructuras inmobiliaria el IMSS, detalló que con este nuevo hospital estará beneficiando a casi dos millones de habitantes del oriente de la ciudad y zona metropolitana.

 

TAGS EN ESTA NOTA: