Reuters

Ciudad de México.- La Secretaría de Energía (SE) informó este miércoles que instruyó a la Pemex y empresa petrolera estadounidense Talos Energy a la unificación del yacimiento compartido Zama, el cual se ubica en aguas someras del Golfo de México.

Zama fue descubierto por un consorcio liderado por Talos en 2017 y es considerado el mayor hallazgo en décadas de una empresa privada en México y uno de los frutos de la profunda reforma energética realizada entre 2013 y 2014 en el país.

El área en la que está el yacimiento, de unos 700 millones de barriles de crudo, colinda con una asignación de Pemex y tanto la petrolera estatal como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), afirman que el depósito se extiende hacia el bloque del operador nacional.

Asimismo, la SE anunció que ambas empresas deberán presentar un acuerdo de unificación a más tardar en 120 días, con el que llevarán a cabo las actividades de extracción en el yacimiento compartido "de manera conjunta y coordinada".

Una vez que se efectúe la encomienda, este será el primer acuerdo de unificación sobre un yacimiento petrolero en México, pero ambas empresas tendrán que ponerse de acuerdo sobre quién será el operador, uno de los temas más delicados para sacar adelante el proyecto.

Pemex ha levantado la mano para llevar la batuta y asegura tener la mayor cantidad de petróleo en su lado del campo, además de poner por delante su amplia experiencia en aguas someras, pero Talos también desea encargarse de este esquema.

Nota recomendada: Daño económico por Covid-19 durará al menos dos años más: SHCP

Ese tema ha provocado roces entre las empresas y se ha convertido en un caso que prueba el clima para las inversiones privadas bajo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha cancelado todas las licitaciones de contratos de hidrocarburos y desea regresarle al Estado una mayor presencia en el sector energético.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: