Por Nadia Venegas

Cuatro metros en su perímetro se incrementará la extensión del Zócalo con una rehabilitación que proyecta el Gobierno de la Ciudad de México.

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno, se buscará la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para renovar el piso de esta plaza histórica, además de desaparecer un carril vehicular.

Para esto se destinaría un presupuesto de hasta 150 millones de pesos, que incluirían algunas adaptaciones como guías para ciegos e infraestructura para colocar templetes cuando se realicen eventos.

Además, se analiza la posibilidad de colocar piso al que se le hará un dibujo tenue, que sea representativo de este importante espacio. El Escudo Nacional o una de las pirámides del antiguo Tenochtitlán son algunas de las propuestas, mas se considera que es un tema que puede llegar a ser polémico.

El proyecto no contempla mover el asta bandera del centro de la Plaza de la Constitución.

La secretaria Patricia Mercado explicó que se está esperando la autorización del Instituto, para que estas obras puedan comenzar.

“La inversión va a depender de lo que el INAH acepte, en este momento ya está en la su oficina, pero lo va a hacer la Secretaría de Obras con la Autoridad del Espacio Público”.

En total, el proyecto para la renovación del Centro Histórico, incluyendo las obras de la plancha del Zócalo, se invertirían cerca de 650 millones de pesos y se realizarán las obras en el transcurso del año.

Entre lo que se contempla está la renovación de la iluminación de la Catedral Metropolitana, de la Plaza Pino Suárez para que cumpla con la accesibilidad universal y se le agreguen juegos infantiles y fuentes.

También la rehabilitación del Eje 1 Norte, lo cual incluirá la reubicación del comercio en la vía pública; de la calle Corregidora, República de Perú y la de 20 de Noviembre.

El Centro Cultural y Artesanal Indígena, la Conchita, los mercados 2 de Abril y el de San Juan Pugibet, se contemplan dentro de los trabajos, así como el barrio de San Juan Buen Tono, las banquetas de Ayuntamiento, la Plaza Zarco y la restauración de Manzanares 25.

El Instituto Nelson Mandela y el corredor de San Antoni Abad-Pino Suárez también tienen presupuesto para trabajos.

TAGS EN ESTA NOTA: