compartir en:

MONTERREY.- Jaime Munguía sufre para defender su campeonato, pero logró imponerse por decisión mayoritaria al irlandés Dennis Hogan, para retener por cuarta ocasión su fajín Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Un duro rival que demostró ser un digno retador fue el que se encontró Munguía, quien luego de 12 rounds en el pleito estelar de la velada de Zanfer y Golden Boy Promotions en la Arena Monterrey se impuso con puntuaciones de 114-114, 115-113 y 116-112.

Con este resultado, el tijuanense logró la cuarta defensa de su cetro y mejoró su récord a 33-0, 26 por la vía del nocaut, mientras que el europeo sufrió la segunda derrota de su carrera (28-2-1, siete ko).

El irlandés se movía por todo el ring en el inicio y Munguía soltó pocos impactos en el primer asalto, de estudio, donde los gritos de un pequeño grupo de irlandeses pronto eran apagados por el apoyo a Jaime de casi 10 mil aficionados.

Jaime Munguía sufre para defender su campeonato

Munguía buscó soltarse más en el segundo giro y llevar contra las cuerdas al irlandés, sin el éxito esperado. En el inicio del tercero el "México, México" retumbó en el inmueble y pareció motivar a Jaime, que soltó peligrosas derechas, un par que se impactaron en el rostro del irlandés.

Tras un pequeño intercambio de golpes en el centro del ring en el cuarto asalto, Hogan dejó ver que también tenía poder de puños; al menos tres impactos de izquierda recetó al rostro de Jaime, que respondió con ganchos y volados.

El tijuanense buscó hacer daño en las zonas blandas en el quinto rollo y lo logró con diversos ganchos, además de soltar peligrosas derechas, una a la cabeza de su rival, que también seguía impactando su peligrosa izquierda.

Mientras el irlandés no dejaba de moverse, Munguía iba tras él con sólidos golpes: ganchos al hígado y al rostro, además de un derechazo que volteó la cara del retador, provocaron gritos de apoyo, pero Hogan no se rendía ni dejaba de ser certero.

La pelea comenzaba a llegar a terrenos peligrosos para ambos, pues el intercambio de golpes era constante, con violentos envíos que ambos resistieron tras ser impactados.

En los episodios finales Hogan conectó en repetidas ocasiones a Munguía, quien recibió la izquierda repetidas veces, pero también acertó impactos que lo llevaron a la victoria.

Al final la apreciación de los jueces fue la que determinó la victoria justa para el actual monarca de las 154 libras, quien espera terminar el año en esta división antes de dar el salto a los medianos.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: