EFE

EIBAR.- El entrenador del Leganés, Javier Aguirre, lamentó no haber podido ganar en Ipurua y recordó que su equipo, con la salida de jugadores como Youssef En-Nesyri y Martin Braithwaite en el mercado de invierno, "ha perdido 22 goles y no nos pueden pedir milagros".

"Mis jugadores hacen lo que pueden, cuando jugamos bien y bonito perdemos o empatamos. Hoy era otro tipo de partido", señaló tras el encuentro un técnico mexicano que no quiere arrojar la toalla aunque la permanencia está casi imposible.

"El equipo se juega la vida todas las semanas", recalcó Aguirre, que negó que sus jugadores tuvieran falta de ambición por ganar ante el Eibar y que especularan con el empate como pareció en el tramo final.

El ‘Vasco’ analizó que en ocasiones han hecho 12 tiros a puerta y se quedaron con “cara de tontos” al tiempo de reconocer que no tiene recursos para hacer goles.

"Javier Avilés y Manu eran los delanteros que tenía. Jugaron en Tercera División y no podemos pedirles que salven al equipo porque hay que llevarlos poco a poco y no tirarlos a los leones", sentenció Aguirre.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: