Por Carlos Meraz

Lo suyo es la música electrónica, pero con sintetizadores análogos, esa modalidad del género de los llamados “sintetistas”, de los cuales el músico venezolano es uno de los más aventajados ya que no sólo graba singles, de los cuales estrena dos: Ventura y Silueta, sino también se aventuró en la música de un ambicioso cortometraje, titulado Hoesk’s Delta, dirigido por Vadim Lasca.

Explicó que el corto, inscrito en 74 festivales del mundo entero, es una extensión de la historia de su anterior videoclip Hombre Bala.

“Donde se desarrolla la perspectiva de tres mujeres en función de un evento, en este caso un accidente de tránsito, con un desenlace que no depende del personaje que lo está viviendo. Su mensaje es dejar que las cosas tomen su curso y que el tiempo haga su labor”.

“Aborda ese afán por la resolución inmediata. Delta explora la paraoja de que menos es más, y que a veces el no intervenir opera a tu favor. Donde la música manteine una estética similar a la de Hombre Bala”, precisó.
  
'FAN FROM HELL’ DE LO ANÁLOGO
José Hoek, conocido por su trabajo con sintetizadores lanzó dos nuevas colaboraciones que prometen mover el mercado de la música electrónica latina: Ventura, feat Bridges y Silueta, feat. Atípico, el primer track orientado al rock y el segundo al hip-hop, que ya disponibles en todas las plataformas digitales.

“Creo que asociar a la música electrónica con una pista de baile es una concepción injusta hacia un género que da para mucho más... Yo soy un fanático confeso de lo análogo. Un ‘sintetista’, como suelen llamarnos.

“Hay tendencias a emular sonidos y no a ir al origen, a no tenerle miedo al cable, a la perilla y el botón, es una interacción muy distinta a un software con un clic”, advirtió.

Apasionado de los instrumentos musicales vintage, como el Minimoog o el Buchla, Hoek destacó que sus más grandes influencias  son el downtempo del dueto francés Air,  la neosicodelia australiana de Tame Impala, la rítmica del new wave post-punk de la banda británica New Order y su antecedente inmediato Joy Division, sin olvidar la oferta de rock industrial del grupo estadounidense Nine Inch Nails. 

Actualmente cuenta con dos álbumes: Ida y Vuelta, y en su inminente regreso a su natal Caracas, Venezuela, trabajará en el tercer disco.

“También quiero producir un show para traerlo a México, donde interactúe con el público, toque varios instrumentos y ofrezca elementos artísticos y teatrales en escena”, concluyó.

TAGS EN ESTA NOTA: