compartir en:

En Londres, una joven musulmana y su primo fueron rociados con ácido mientras se encontraban conduciendo por las calles de la ciudad. Justo ese día, ella iba a festejar su cumpleaños número 21. 

La mujer fue hospitalizada con quemaduras graves y su primo fue inducido en coma luego de que su piel sufrió daños mayores. 

En su cuenta de Twitter, la joven contó que era su cumpleaños y salió a dar una vuelta con su primo. Y desde el ataque, usa ese medio para dar a conocer todo lo que le ocurre después de aquel día. 

TAGS EN ESTA NOTA: