compartir en:

Luego de la marcha realizada por los habitantes del municipio de Ocoyoacac para manifestarse en contra de la construcción del Tren Interurbano, se informó que un juez de distrito ha concedido un amparo provisional a los habitantes de San Jerónimo Acazulco, debido a que dicha obra representa daños a su entorno.

Benito Peña Villa, uno de los comuneros afectados, calificó los daños ocasionados  por esta obra como irreversibles pues son incuantificables en el tema ambiental y ecológico al mismo tiempo que  aseguraron que, desde que las obras dieron inicio, el turismo descendió así como las ventas, las cuales la registran una pérdida del 50 por ciento.

NOTA RELACIONADA: Inspeccionan construcción del Tren Interurbano México-Toluca

En lo que al comercio se refiere, la zona turística conocida como “La Marquesa”, cuenta con tres kilómetros de área comercial, donde lo que principalmente se oferta es comida, dulces típicos de la región y servicios turísticos. Estas actividades se han visto afectadas por la obra, aseguran comunero.

NOTA RELACIONADA: Manifestantes se oponen frente a Los Pinos a la construcción del Tren Interurbano

Del mismo modo, aseguran que, al utilizar maquinaria pesada para la cimentación de los cientos de pilotes que sostendrán la obra, se han realizado diversas excavaciones, provocando la devastación de ecosistemas así como la red de manantiales que se encargan del suministro de agua en la región.

A través de un video, se ve a comuneros gritar “¡por nuestros manantiales, no al proyecto!” mientras aseguran que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) miente al asegurarles que cumplen con todo, pues carece de proyecto de salvamiento ecológico.

NOTA RELACIONADA: Avances de obra de Tren Interurbano México-Toluca son supervisados por la SCT

Al obtener un amparo, queda asentada la suspensión provisional de labores. No obstante, los comuneros advirtieron que, de no obtener respuesta pronta a todas sus demandas, continuarán con las movilizaciones masivas.

TAGS EN ESTA NOTA: