Notimex.

La cinta del director Hari Sama, Esto no es Berlín, fue nominada a los premios The GLAAD Media, en la categoría de Estreno Limitado en Estados Unidos, donde compite con Dolor y Gloria, dirigida por Pedro Almodóvar, en la que actúa Antonio Banderas.

En entrevista con Notimex, Hari Sama afirmó que se siente muy orgulloso de la nominación “totalmente inesperada” y, sobre todo, “en una categoría donde están películas muy buenas, no solo de América Latina”.

 

Los GLAAD Media Awards reconocen y honran a los medios por sus representaciones justas, precisas e inclusivas de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y queer (LGBTQ), y los problemas que afectan sus vidas.

Para Sama esta nominación es un logro porque “los premios GLAAD son muy exquisitos. Los mejores de la contracultura LGBTQ y nuestra película ha hecho un vínculo muy cercano con esta comunidad, compartimos el mismo discurso”, comentó el cineasta.

Al preguntarle qué fue lo que vieron los sinodales que curan las nominaciones a los premios en Esto no es Berlín, Sama afirmó que en general, "es la honestidad y el corazón que tiene la cinta. La profunda vulnerabilidad con la que está hecha, desde todas sus aristas. No nada más porque es autorreflexiva, sino por la manera en la que los actores se sumaron a ella”.

Es una película muy personal, dijo el cineasta, “pero terminó siendo un proyecto de todos. Habla de unos años 80 que no se han tocado de esta forma en el cine. Tiene la mirada de un adolescente, que fui yo, que se dejó sorprender por la violencia estética de una generación. Y yo lo viví con una inmensa capacidad de sorpresa, en un tiempo en el que los chavos no tenían los referentes que tiene ahora”, reflexionó.

La idea de la película, refiere el director, “era traducir toda esa sorpresa a una cinta y creo que se logró, la gente se deja seducir por la historia”. Si bien es cierto que la cinta se refiere a la llamada generación X, para Sama, ésta es un espejo de los millennials. “El 80, 90 por ciento del público de la cinta pertenece a esa generación, es un fenómeno muy interesante”.

 

Esto no es Berlín, que se estrenó en diciembre pasado, cuenta la historia de un adolescente que rompe con su establishment, y se encuentra con la contracultura de la década de los 80. De acuerdo con Sama, las actuales generaciones, están retomando discursos de esa época. “El asunto de la identidad, pero incluso en la música, que es central en la película, se repiten esquemas de forma muy lograda”.

A diferencia generaciones anteriores, de los 60 y 70, que todavía les tocó creer en las vanguardias, a los X, dice Hari, “crecimos con un desencanto por los movimientos vanguardistas, ya no había un movimiento social, más bien era una explosión creativa. En la generación hippie se usaban drogas sicodélicas, con un sentido. En la nuestra eran drogas para el reventón, más duras”.

Hari Sama considera que el público sale satisfecho después de ver la cinta. Mucha gente ha comentado en las redes sociales que les ha movido profundamente. Y para el director representa un cambio fundamental. De su cinta Sin ton ni Sonia a Esto no es Berlín, hay un cambio hasta de persona, siente que no la filmó el mismo director. Incluso aquella cinta la firmó con otro nombre.

TAGS EN ESTA NOTA: