compartir en:

Un sujeto identificado como Rubén Díaz Almilla fue detenido y condenado a nueve años de prisión luego de ser acusado de golpear y quemar a un niño de cinco años de edad, quien es hijo de la pareja sentimental que tuvo en 2014.

De acuerdo con los reportes, el detenido golpeó y quemó al menor cuando se encontraba en su domicilio ubicado en la colonia El Parque de San Mateo en el municpio de Cuautitlán en mayo de 2014.

Debido a las lesiones en cara, tórax, abdomen y parte interna de los muslos, el menor tuvo que ser trasladado a un hospital de Tlalnepantla y se comprobó que había sido víctima de maltrato familiar.

Por este hecho, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México emitió una recompensa de hasta 250 mil pesos para quien brindara información y dar con su paradero.

Luego de su detención, el 10 de junio del mismo año, el sujeto fue trasladado al Centro Penitenciario de Reinserción Social de Cuautitlán.

El fiscal General de Justicia explicó que cuando llegó como Procurador el hecho tenía poco de haber sucedido y luego de las indagatorias correspondientes se logró dar con su paradero y vincularlo a proceso para luego condenarlo por el delito.

El detenido presentaba cargos también por el delito de actos libidinosos contra el menor, por lo que hace algunos días el juez dictó una condena de tres años y cuatro meses en prisión. Ahora suma dos sentencias en su contra.