Por Carlos Meraz

Religiosamente cuando alguna expresión artística es difícil de describir aparece el rótulo salvador de “vanguardista”, un término recurrente para intentar definir lo atípico, inusual o simplemente raro. Tal es el caso de la música del concepto sonoro español Le Parody.

En los nobles afanes por explicar su propuesta auditiva de fusionar la herencia del folclore flamenco con el gusto generacional por el techno, Sole Parody creó su propio estilo pletórico de loops, samplers e infinitas secuencias que ella, en broma llama, folktrónica, pero que por su alquimia sónica bien podría denominarse: Cuando Moby conoció a Camarón de la Isla.

Bañada por la rítmica del Mediterráneo en su natal Málaga y movida por los motorizados beats de Detroit, epicentros de los dos géneros aparentemente irreconciliables que ella funde en uno solo, Le Parody, desde su residencia en Madrid, charló sobre su nuevo single Alma radiante, un remix de un tema original de su admirada compositora mexicana, Julieta Venegas.

“Es un tema minimalista que abre su disco (La enamorada, de 2019) y por eso me gustó. Hace canciones redondas con un pop muy brillante. Y ya terminado el remix a ella le gustó mucho”, dijo.

DEL TABLAO AL RAVE
Su estilo, al que también denomina electrofolk, precisó que no debe confundirse con un DJ “pinchando discos”, ya que ella ejecuta y manipula música en directo, con un sonido que posee la carga genética del ADN flamenco con el feeling electrónico.

“Tengo la raíz flamenca, esa parte mestiza, de los gitanos y los judíos sefardíes que pasaron por España hasta que los Reyes Católicos los expulsaron en 1492”, explicó.

Sole Parody cursó un año en Claremont College, en Los Ángeles, California, donde estudió producción y programación de música electrónica, desde entonces experimenta con las intersecciones entre máquina y voz.

También tomó clases de cante jondo con la cantaora Keiko Ooka y canto experimental con Fátima Miranda. 

Entre sus principales influencias musicales destacan el techno oscuro de Óscar Mulero, Actress y Burial; así como el art-pop contemporáneo y performático de Holly Hendon, Arca o Nai Palm. 

En 2019 Le Parody estrenó Porvenir, un disco experimental que fusiona electrónica y folclore andaluz, en una propuesta que ha sido elogiosamente acogida tanto por la crítica especializada española como por el público ibérico.

 

TAGS EN ESTA NOTA: