compartir en:

Ciudad de México.- Luego de que la congregación católica de los Legionarios de Cristo de México admitiera abusos sexuales contra menores de edad, ofreció perdón a las víctimas e indicó que investigará las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en torno al caso del sacerdote pederasta Fernando Martínez Suárez.

Tras varios años de guardar silencio, la congregación reconoció que se “avergüenza de los abusos cometidos por Martínez Suárez y por la falta de una acogida adecuada a las víctimas”.

En un comunicado, esta asociación religiosa detalló que el director territorial, Ricardo Sada, decidió establecer una comisión interdisciplinar con algunos miembros externos al círculo de éstos, con el objetivo de proponer las medidas necesarias para reparar el daño que han sufrido todas las víctimas.

Nota recomendada: Estima Durazo 50 millones de participantes en macrosimulacro

También refirió que la congregación se someterá a una investigación en coordinación con el Dicasterio competente de la Santa Sede, para individualizar las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en este caso.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: