compartir en:

Roberto Bernardo, amigo del joven Marco Antonio Sánchez, quien desapareció hace unas semanas tras ser detenido por policías en Azcapotzalco, fue llevado a declarar ante la Fiscalía de manera irregular, denunció la Red por los Derechos de la Infancia (Redim). El chico se encontraba con él el día que fue arrestado por los oficiales.

El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), Juan Martín Pérez García, confirmó que el fiscal José Carlos Villareal Rosillo acudió al domicilio de Roberto y lo llevó a declarar a las instalaciones de la Fiscalía sin el consentimiento de sus padres.  Cabe señalar que el adolescente se encontraba solo en su casa.

TE PODRÍA INTERESAR: Defensa de Marco Antonio demanda a la PGJ por difundir videos

Pérez García comentó que dicha situación ha generado tensión entre las autoridades y la víctima, ya que el joven nunca debió haber sido llevado a declarar sin consultar previamente a su familia o abogado.

El fiscal comentó que fue a la casa de Roberto para proteger al adolescente y que así nadie pudiera conocer su dirección; sin embargo no explica porque si el menor estaba solo no esperó a que llegaran sus familiares.

NOTA RELACIONADA: Piden no difundir expediente médico de Marco

EL HECHO

El pasado martes 23 de enero, Marco Antonio fue golpeado por policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital en la estación del Metrobús el Rosario, Línea 1 cuando pretendía tomar una fotografía. Días después se le vio al joven deambulando en Tlalnepantla, Estado de México.

NOTA RELACIONADA: Rechazan padres de Marco versión de la PGJ

 

 


 

TAGS EN ESTA NOTA: