compartir en:

Ciudad de México.- Según las nuevas líneas de investigación sobre la desaparición de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, en hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014, los jóvenes fueron llevados en pequeños grupos a diferentes lugares cercanos a la ciudad de Iguala, en Guerrero, donde los esparcieron, informó el abogado de los padres, Vidulfo Rosales.

"Los datos de prueba recabados apuntan a que muy probablemente los estudiantes habrían sido dispersados en varios grupos y llevados a lugares aledaños a Iguala. Se está investigando", relató Rosales a la agencia Efe, luego de la peregrinación que realizaron este jueves a la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México.

De acuerdo con Rosales, esta conclusión derivó de un análisis de más de 10 mil llamadas realizadas después de la noche del 26 de septiembre de 2014.

Nota recomendada: Juez rechaza darle amparo a Rosario Robles contra juicio político

Asimismo, sentenció que no hay pruebas que den veracidad a la llamada "verdad histórica" que dio a conocer en su momento el aquel entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien afirmó que los alumnos terminaron incinerados en el basurero de Cocula.

Con información de Efe

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: