compartir en:

Listo para volver a los primeros planos y enfilarse a una oportunidad de título del mundo, así se declaró el boxeador mexicano Luis Nery, quien regresará a la actividad el sábado ante el puertorriqueño McJoe Arroyo.

En uno de los pleitos principales de la función que encabezarán Errol Spence Jr., y Mikey García, el “Pantera” Nery sabe de la peligrosidad de su oponente y que un triunfo prácticamente lo llevaría a una pelea titular.

“Venimos preparados para 10 rounds intensos, de mucha acción. Arroyo es un gran boxeador, pero no aguantará mi presión y mi potencia. Vamos a regalarle a la gente de México una gran victoria”, dijo el tijuanense de 24 años y representado por Fernando Beltrán.

Seguro de la preparación realizada, el ex campeón gallo del Consejo Mundial de Boxeo aseveró que llega fuerte y preparado para medirse con Arroyo, ya en peso y listos para subir a la báscula el viernes, “es una pelea fuerte, pero sabemos que podemos ganarla por nocaut”.

Arroyo, por su parte, sabe que un triunfo lo posicionara entre los mejores del mundo en las 118 libras, además de que le agradaría terminar con el paso invicto del tijuanense, quien ha ganado sus 28 peleas como profesional, por solo dos derrotas.

Imagen

“Nery es fuerte, pero muy predecible y muy franco, y ese tipo de peleadores son los que se me facilitan. Le voy a hacer la faena, lo voy a boxear como nadie lo ha hecho, nunca se ha enfrentado a nadie con mi estilo y talento”, dijo en el AT&T en Arlington, Texas.

Además de estar emocionado porque brindarán una guerra más como lo han hecho históricos de México y Puerto Rico, aseveró que “el sábado, el ‘Pantera’ perderá su invicto y los planes que tenía de disputar un campeonato mundial, ahora serán míos”, sentenció Arroyo, quien llega con marca de 18-2, ocho por la vía rápida.

El viernes deberán cumplir con el requisito de la báscula, lo mismo que los protagonistas de la velada como Spence y Mikey García, los últimos confiados y seguros de salir con la mano en alto y el cinturón Diamante del CMB que estará en juego.

“Sé que soy el mejor peleador del mundo y voy a demostrarlo el sábado, lo lastimaré y haré que se arrepienta de no haber tomado el consejo de su hermano (Robert) de no tomar esta pelea”, dijo la víspera Spence, quien es favorito.

García, quien subirá dos divisiones para medirse a Errol, comentó que “si llego a noquearlo temprano será un plus, pero entrenamos para pelear toda la distancia, sabemos que cualquier cosa puede pasar”.

Notimex

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: