compartir en:

México.-La titular de la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, envió una carta dirigida a la diseñadora venezolana Carolina Herrera y al director creativo de la firma, West Gordon, luego de considerar que los diseños pertenecientes a la colección “Resort 2020” contienen patrones pertenecientes a pueblos indígenas de México.

A través de la misiva, la funcionaria solicitó una explicación por el uso de diseños y bordados de pueblos originarios, además, pidió que fundamenten por qué decidieron usar elementos culturales que tienen un origen “plenamente documentado”.

La nota de prensa de Carolina Herrera detalla que su nueva colección está inspirada “en unas alegres y coloridas vacaciones latinas, el amanecer de Tulum, las olas en José Ignacio, el bailar en Buenos Aires o los colores de Cartagena”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por W E S G O R D O N (@wesgordon) el

Sin embargo, el gobierno federal consideró que la colección contiene bordados provenientes de Hidalgo, del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, así como el famoso sarape de Coahuila, por lo que acusó a la marca de apropiación cultural.

Esta no es la primer controversia que ocurre entre México y marcas de ropa, pues en el pasado emitió señalamientos contra Zara, Mango, Hermes e incluso productoras de alimentos como Nestlé.

Cabe destacar que el pasado noviembre se presentó una iniciativa de ley en el Senado para defender la autoría de pueblos indígenas y así proteger su arte y cultura. 

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: