compartir en:

CHARLOTTE.- En un partido alarmante México venció 3-2 a Martinica y lejos quedó la goleada que se daba por descartada, ante una supuesta superioridad que no se pudo plasmar en la cancha del Estadio Bank of America.

Uriel Antuna recibió un pase desde la zona defensiva, del sector derecho se jaló hacia el centro, para desde los linderos del área sacar un disparo de larga distancia para abrir el marcador poco antes de llegar a la media hora de juego.

El ‘Brujo’ Antuna tuvo un disparo desviado y fue todo lo que México generó de peligro en la primera mitad.

En el complemento, el Tri intentó aumentar la ventaja, pero al 56 fue Kévin Parsemain, quien en un tiro libre empató el juego, en un cobro al portero Jonathan Orozco, quien fue cómplice de la anotación caribeña.

México sufre contra Martinica

La Selección Nacional despertó rápido de su letargo y Rodolfo Pizarro le puso un ‘bombón’ a Raúl Jiménez, quien sólo tuvo que cerrar la pinza para recuperar el 2-1.

México concedió otro tiro libre y Parsemain estuvo cerca de volver a vacunar a Orozco, pero su disparo se fue por un lado del poste y movió la red por afuera, en un susto para un sector de la tribuna, por el engaño visual.

Luego del susto con tintes de humillación, César Montes filtró para que Rodolfo Navarro marcara el 3-1, después Antuna dejó ir el cuarto en un par de ocasiones en las que el arquero Loic Chauvet le tapó los remates.

A cinco minutos del final, Jordi Delem remató de cabeza y marcó el 3-2 en un resultado sorprendente que puso en evidencia el funcionamiento del equipo mexicano y que dejó muy molesto a Gerardo Martino.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: