compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Igual que para Gerardo Martino, la Nations League también es incómoda para la afición y con una pobre entrada en el Estadio Azteca, no hubo peligro para el polémico grito homofóbico, durante el partido en que la Selección Nacional venció sin problemas 3-1 a Panamá.

La primera llegada de peligro para México llegó en el minuto 11, cuando en un tiro de esquina Aníbal Godoy conectó con la espinilla en el área chica y estuvo cerca del autogol, y para su buena suerte el esférico se fue por arriba del travesaño.

Al 23’ le anularon un gol a Hirving Lozano por estar en posición adelantada luego de un disparo de larga distancia de Carlos Rodríguez. Tres minutos después, el ‘Chucky’ se animó con fogonazo que estrelló en el poste.

El gol estaba cerca y en la siguiente jugada, Roberto Alvarado hizo una pared con Rodolfo Pizarro, el ‘Piojo’ la compuso, la hizo suya, con una amague dejó atrás a Román Torres y tiró pegado al palo para vencer al portero Luis Mejía y abrir el marcador.

En la recta final de la primera mitad, Gabriel Torres llegó a línea de fondo y lanzó un tiro-centro que Carlos Salcedo desvió con una barrida y dejó sin oportunidad al arquero Raúl Gudiño, en un autogol que permitió que Panamá se fuera al descanso con un empate que no merecía.

En el complemento Gudiño se plantó enfrente de José Rodríguez y le ganó el mano a mano, para evitar la voltereta de los canaleros.

El partido cayó en un bache hasta que José Juan Macías ingresó de cambio por el ‘Chucky’ Lozano, el delantero de León realizó una recepción dirigida a un pase del ‘Piojo’ Alvarado, y prendió la pelota con un derechazo que se fue directo a la red.

En la agonía del encuentro, con un par de rebotes al más puro estilo del ‘Chanfle’, el balón le cayó a Rodolfo Pizarro a la entrada del área, y aprovechó el regalo para marcar el 3-1 definitivo.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: