COAHUILA.- El fiscal General del Estado de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara informó este jueves que la bebé, Karol Nahomi, quien supuestamente había sido raptada en Saltillo, en realidad murió en su propia casa.

De acuerdo con el funcionario, la madre de la menor, identificada como Ana María, reconoció haber fingido el secuestro de su hija y haber ido a abandonar el cuerpo en un terreno baldío.

La mujer admitió que la bebé, de cinco meses de edad, falleció debido a un descuido de ella, pues dejó a la niña recostada mientras lavaba ropa y cuando regresó ésta se hallaba boca abajo y ya no respiraba, por lo que intentó resucitarla sin éxito.

Posteriormente, la madre envolvió el cuerpo en un par de cobijas, la llevó consigo a la tienda y después la abandonó en un terreno cerca de su casa.

Nota recomendada: Grupo armado ataca bar de Cuernavaca y secuestra a periodista

Según los datos arrojados por la necropsia, la pequeña Karol murió debido a asfixia por broncoaspiración.

En un video difundido el día de ayer en redes sociales, se aprecia a Ana María caminando con la bebé cerca del lugar donde fue encontrada, poco después se vuelve a observar, pero ya sin la menor.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: