Ciudad de México.- La jefa de gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, sostuvo que en su gobierno no se aceptarán acciones violentas como las que se presentaron este lunes durante la marcha proaborto.

"El movimiento feminista merece todo nuestro respeto y simpatía. Yo me reconozco como feminista, lo que no estamos de acuerdo es con la violencia, no podemos aceptar la violencia de ningún tipo; siempre vamos a estar del lado de las víctimas, de las mujeres violentadas. Siempre vamos a estar del lado de la justicia. Como lo he dicho, es obligación de todo Gobierno la protección de las personas, independientemente de sus creencias. Defendemos a la Ciudad de México como una ciudad de libertades y de derechos",  indicó Sheinbaum. 

Sheinbaum Pardo leyó un comunicado en el cual sostuvo que, en la capital, el aborto es legal desde 2007 y se ha mantenido vigente e incluso durante la pandemia por covid-19.

Además, indicó que la movilización de ayer no tenía razón de ser y sostuvo que si no se les permitió el ingreso al Zócalo fue para evitar alguna confrontación con los integrantes de Frenaaa.

"En ocasiones anteriores, se les ha permitido entrar al Zócalo, sin embargo, en este caso, hay un plantón de un grupo de ideas muy conservadoras y con este antecedente de agresión a personas y de uso de objetos peligrosos, no había condiciones para que coexistieran las dos protestas en el Zócalo, cuantimás, en particular este grupo violento se ha negado al diálogo previo para poder acordar rutas y condiciones mínimas de manifestación", señaló la mandataria. 

Indicó que aun cuando se les solicitó la entrega de los martillos, bombas molotov y los diversos objetos que portaban para poder llegar a la Plaza de Constitución, estas se negaron.

"El día de ayer, hubo una movilización de mujeres que demandan la despenalización del aborto, en esta movilización venía un grupo de mujeres muy violentas, con bombas molotov, martillos, pistolas con gasolina, cohetones, spray con gas y otros artefactos peligrosos. Su objetivo era entrar al Zócalo y se les contuvo, siempre estuvo presente la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, se les invitó a que continuaran caminando si entregaban estos objetos peligrosos, pero no quisieron", comentó.

Reportó que 44 policías resultaron lesionadas, así como un adulto mayor y algunas personas que transitaban por la zona en donde se dio el zafarrancho, además, indicó que las mujeres que protestaron siempre se han negado al diálogo e indicó que se trata de un grupo sumamente violento.

"Quiero reconocer la labor de las mujeres policías por su entereza y decir a todos los manifestantes, a todas las manifestantes que quieren manifestar sus ideas en la ciudad, que quieren manifestarse, que siempre está abierta la puerta del Gobierno de la Ciudad para dialogar, construir acciones y agendas de Gobierno. Todo protocolo se puede mejorar, pero pido, como Jefa de Gobierno, que entre todas y todos construyamos la paz en la ciudad; podemos no estar de acuerdo, pero no podemos justificar estos niveles de violencia", reconoció Sheinbaum. 

 

TAGS EN ESTA NOTA: