compartir en:

Por Óscar Reyes

Como mexicano, Manuel García Rulfo asegura que es un orgullo poder trabajar en el “Asesinato en el Ex­preso de Oriente”, filme en el que comparte créditos con Willem Dafoe, Penélope Cruz, Johnny Depp, en­tre otros.

En la producción dirigida por Kenneth Branagh, el jalisciense da vida a Biniamino Márquez, uno de los 13 sospechosos de un asesinato que deberá resolver el detective Hércules Poirot (Kenneth Branagh), perso­naje de la escritora Agatha Christie, conocida por sus novelas policíacas.

En entrevista con Diario de México, García Rulfo afirmó:

“Es un grupo de personas que coincide. Van en el tren y resulta que hay un asesinato y empiezan a in­vestigar. El detective Poirot está a bordo y debe de resol­ver el caso antes de que suceda otro crimen”.

Detalló que la producción dirigida por Branagh abor­dó el original Expreso de Oriente y con cámaras toma­ron el paisaje de Europa Occidental y el Sudoeste Asiáti­co. El trabajo dio como resultado evitar utilizar pantallas verdes y lograron trabajar con imágenes reales.

Actor nómada

Entre las curiosidades de García Rulfo, es su parentesco con Juan Rulfo, ya que el escritor es tío abuelo del his­trión; en ese sentido, afirmó que comparte el gusto por la fotografía, aunque detalló que es un lector lento.

Sobre los nuevos retos que tiene para el 2018 asegu­ró: “Todavía no tengo nada concreto, tengo en planes hacer dos películas mexicanas que me encantaría rea­lizar; sólo estoy esperando que las aprueben. Hay otra cinta en Estados Unidos, pero no hay nada concreto”.

Conocido por su participación en “Los siete mag­níficos” y “La vida inmoral de la pareja ideal”, uno de los objetivos de García Rulfo es dirigir, ya que planea realizar un cortometraje, el cual podría iniciar el si­guiente año.