CIUDAD DE MÉXICO.- Con una exitosa carrera y destacadas peleas en su trayectoria, el exboxeador mexicano Marco Antonio Barrera aseguró que la que tuvo contra Naseem Hamed lo colocó como un ídolo en Estados Unidos e Inglaterra.

Barrera Tapia, de 46 años y retirado del pugilismo de paga desde febrero de 2011, estuvo presente en los ‘WBC Talks Round 8’, que realiza el Consejo Mundial de Boxeo.

“Fue una pelea muy interesante, una pelea que creo se puede comparar con cualquiera de las que dio el ‘Gran campeón mexicano’, por esa pelea me paro en Las Vegas o Inglaterra y la gente me ve como un ídolo, como nunca me había imaginado, eso me da más alegría”, dijo.

En la charla, en la cual estuvo acompañado de legendarios pugilistas como Erik Morales, el panameño Roberto Durán, Alfonso Zamora, el argentino Sergio ‘Maravilla’ Martínez y Jorge ‘Travieso’ Arce, recordó ese pleito del 7 de abril de 2001.

“En México no se cubrió como debía haber sido, pero se me hace impresionante la forma en que me reciben en Inglaterra o Estados Unidos”, añadió el ‘Baby Faced Assassin’, quien terminó su carrera con récord de 67-7, 44 nocauts.

Al hablar de su trayectoria, rememoró que apenas el lunes cumplió 25 años de ganar su primer título del mundo, el supergallo de la OMB tras vencer por decisión unánime a Daniel Jiménez en Anaheim, Estados Unidos.

“Fue el 25 aniversario de esa pelea, una larga trayectoria”, dijo Barrera, quien reconoció que ganar esa pelea es uno de los mejores momentos de su carrera por lo que significó, el primer título de los tres que obtuvo en distintas categorías.

“En esa función estaba la ‘Chiquita’ (Humberto González), estaba el ‘Maromero’ (Jorge Páez), cuando lo logras es lo mejor que me ha pasado”, comentó.

“Barreta” Barrera, quien confesó que previo a su debut profesional a los 15 años falsificó unos papeles para hacerse pasar por un joven de 17, también aprovechó para recordar junto al ‘Terrible’ Morales su rivalidad que los llevó a una gran trilogía.

Tras mencionar que todo comenzó en una cancha de futbol en una ‘cascarita’, el ‘Terrible’ añadió que también influyeron otras cosas, como ser campeones de diversos organismos y que la prensa ayudó a calentar las peleas.

Agregó el tijuanense que esas peleas sirvieron para abrir las puertas, tanto para ellos como para otros compatriotas, y al final su rivalidad deportiva fue lo mejor que pudo haberles pasado.

“Que nos hayan dado la oportunidad nos abrió las puertas a nosotros y a muchos mexicanos, tuvimos trabajo y se dieron cuenta en el mercado americano, la televisión en concreto, que había mucho talento, que no era un solo peleador”, concluyó Erik Morales.

 

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: