Por Carlos Meraz

En su información genética, la actriz sonorense María del Carmen Félix carga en su ADN la herencia para ser mujer de estirpe indomable, algo estrictamente necesario para entender su presente, con el papel de La Puma, y también su pasado, como la sobrina nieta de La Doña, el icono femenino por antonomasia de la Época Dorada del cine mexicano.

Con su rol de Ana Mercedes Calicio, La Puma, en la segunda temporada de la serie Enemigo Íntimo, al aire desde el pasado 22 de junio, la actriz sonorense se apoya en ese gen de la personalidad invencible que explotó como nadie su tía abuela María Félix, “engendrada por sus padres, pero inventada por sí misma”, como bien la definió el también desaparecido escritor Carlos Monsiváis.

Las obvias comparaciones por sangre y oficio que comparte con la diva ya no son para ella una tormentosa responsabilidad, ya hasta disfruta ser la única descendiente en seguir sus pasos e incluso en algunas ocasiones la sorprenden los  desplantes de temperamento y narcisismo, visibles en la aristocrática ceja levantada, inmortalizada en el cine por María Félix.

GUERRERA CON PIEL DE PUMA
María del Carmen Félix vuelve a ponerse en la piel de La Puma, la incansable guerrera e incondicional aliada de la protagonista de Enemigo Íntimo, Roxana Rodiles (Fernanda Castillo), en la producción de Argos Comunicación y Telemundo Global Studios.

“Es el personaje que más he trabajado en mi carrera. Para La Puma la violencia es una máscara que esconde un corazón leal que dice: ‘Contigo, hasta la muerte’. Ella no es una apologista de la violencia, es una mujer lúdica y hasta frágil que se rompe frente a su madre. No es una cifra de minorías ni de migrantes, es un ser humano.

“En la primera temporada tuve que estudiar mucho la cultura salvadoreña, aprender el acento, del rap y de las pandillas”, explicó la actriz, cuyo personaje cae preso por sus crímenes como líder de la Mara Salvatrucha (MD-13).

La trama de la nueva entrega se sitúa dos años después del final de la primera temporada, con ella encerrada y torturada en la cárcel de Las Dunas.

“Ahora hay una historia aún más poderosa que en la primera entrega, y creen que han domado a la fiera, pero regresará herida a la lucha”, adelantó.

MARÍA BONITA
Creció en una familia de ocho hermanos y fue la única interesada en la actuación y por ello se inscribió en el certamen de belleza Señorita Sonora, del que salió ganadora para competir en Señorita México 2002.

Justo en ese tiempo, a los 18 años de edad, tuvo un desencanto, que duró dos años, al ser constantemente asociada con su famosa tía abuela.

“Hasta me pidieron cambiar mi nombre por María Félix Segunda y mejor decidí usar mi nombre real por muy largo que fuera”, destacó.

En 12 años de carrera ha representado diversos roles, desde La Coty, la narco ejecutiva en la serie El desconocido; Leticia Cabral en La Doña y hasta la propia María Bonita en el episodio de Drunk History, donde recreó la historia de amor de la diva con el Flaco de Oro.

“Si algo le admiro a María Félix es su decisión, osadía y coraje. Me contaba mi abuela paterna que desde adolescente se perfilaba su carácter y seguridad. En en una ocasión mientras escuchaban a Agustín Lara en la radio, ella aseguró: ‘Yo algún día me casaré con ese hombre que canta‘.

“Tengo una propuesta de hacer una bioserie de María Félix que no se ha podido concretar, pero ya grabé el tráiler para llevarla a alguna plataforma como Amazon o Netflix”, concluyó.

TAGS EN ESTA NOTA: