compartir en:

Ha pasado casi un año y medio de aquel 12 de septiembre de 2015, fecha en la que el estadounidense Floyd Mayweather peleó por última vez. En esa ocasión derrotó por decisión unánime a Andre Berto y pasó al retiro.

Sin embargo, el boxeador con marca invicta tras 49 combates (26 nocauts) dejaría el receso para pelear contra el irlandés Conor McGregor, campeón de artes marciales mixtas, quien tiene la firme intención de incursionar en el boxeo y por ello firmó un preacuerdo para llevar a cabo la pelea contra Money Mayweather.

El irlandés tiene planeado pelear dos veces en este año y su debut sería ante Mayweather, a quien retó a firmar el mismo preacuerdo para comenzar con la planeación del combate.

"Todo está ya cerrado por parte de McGregor y ahora ya podré iniciar las negociaciones con el equipo de Mayweather", comentó Dana White, quien es el presidente de la UFC. "Este paso nos permite tener mayores posibilidades que se pueda dar la pelea, pero no hay garantías de que vayamos a llegar a un acuerdo", explicó.

Desde el mes de abril, White indicó que la parte más complicada estaría del lado de Mayweather, pero ahora considera que las posibilidades se han abierto y comenzará a negociar en breve.

Mayweather, quien ha sido el único que ha derrotado al mexicano Saúl Canelo Álvarez, aseguró semanas atrás que el único combate para suspender su retiro es contra McGregor debido al aspecto económico, pues aclaró que sólo aceptaría una bolsa superior a los 100 millones de dólares.

"Es el único que tiene sentido como negocio. Dejaría mi retiro porque soy un hombre de negocios y deseo darle al mundo lo que quieren ver", dijo Money desde Las Vegas, donde reside