compartir en:

La Fiscalía de Morelos  dio a conocer que la menor Anastasia Salvador Orea, de 5 años, murió asfixiada y deshidratada dentro de un automóvil mientras su padrastro se drogaba.

Anastasia había sido secuestrada el pasado domingo 2 de julio por su padrastro, identificado como Francisco, quien la abandonó en el automóvil, por ello, la dependencia tipificó como feminicidio el asesinato de la menor.

El fiscal Javier Pérez Durón informó que la niña es originaria de la comunidad de Raboso, en Izúcar de Matamoros, en Puebla, la cual fue sepultada el fin de semana pasado mientras su familia exigía justicia.

La víctima fue abandonada en el kilómetro 3.5 de la carretera federal Cuernavaca-Cuautla a la altura de la colonia Caudillo del Sur del municipio de Yauatepec.

Fernando la abandonó para ir a buscar un lugar para drogarse, por lo que se quedó encerrada en el coche, donde finalmente murió. Además, las autoridades confirmaron que la menor tenía huellas de violencia, por lo que prevén que el hombre la golpeó durante el viaje.

Asimismo, el responsable tenía un proceso en su contra por violencia familiar ante la Fiscalía de la Región Oriente de Morelos para que no se acercara a Anastasia y su madre.