compartir en:

México.- Después de que esta mañana se hiciera pública la intención del gobierno estadounidense de destinar 20 millones de dólares a México para que deportaran a los migrantes centroamericanos que pretenden llegar al país del norte, la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al ser cuestionada respecto a esta medida, dijo que eso nunca pasará.

“No, no, no se ha puesto en la mesa que México sea la policía de Estados Unidos, eso no se ha puesto en la mesa de ninguna manera ”, puntualizó la ex ministra.

Al salir de la casa de transición, la senadora aseguró que de ninguna manera actuarán como policía del gobierno norteamericano para ayudarlos en el proceso de deportación de migrantes indocumentados; de igual manera explicó que Andrés Manuel López Obrador no ha llegado a ningún acuerdo con Donald Trump respecto a esto.

TE PUEDE INTERESAR: EU le pagará a México por deportar migrantes centroamericanos

Sánchez Cordero reafirmó que la intención de la próxima administración es reducir los flujos migratorios entre Centroamérica, México y Estados Unidos a partir de un trabajo en conjunto; asimismo, refrendó que impulsarán el desarrollo en el triángulo centronorteamericano –Guatemala, El Salvador y Honduras- y en el sureste mexicano, ya que son las naciones de las que salen más migrantes.

Con lo anterior, se buscaría que, tal y como lo ha indicado el presidente electo, la migración sea una cuestión de elecciones y no de necesidades.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: