compartir en:

Ciudad de México.- El entrenador americanista aceptó que tuvo una llamada de atención por parte del dueño del equipo. 

En una entrevista que le realizaron a Miguel Herrera en la cadena TUDN, habló sobre la llamada de atención que recibió de Emilio Azcárraga por la mala conducta que ha presentado en últimos partidos del América.

"Emilio (Azcárraga) me dijo que estaba muy molesto por la circunstancia de la grosería, hay una campaña muy grande tratando de erradicarla; buscaron que hubiera más sangre porque no fue un insulto, es una grosería. Ese es nuestro lenguaje coloquial, que después a la FIFA le incomodó. Uno debe saber dónde está sentado pero si hubiera dicho otra grosería y no esa, no se hubiese hecho tanto 'despapaye' como se hizo", relató.

Por tal motivo, el Piojo se comprometió a que intentará a no volver a perder la cabeza cuando se encuentre en un momento complicado. "Cada día trato de modificar mi conducta. Me he sentado a ver el video de mi expulsión y volví a explotar porque no me explico cómo me pudo haber expulsado", aceptó.

Al ser cuestionado sobre su continuidad en el banquillo azulcrema, Herrera se notó confiado, pues asegura que la directiva está contenta con el trabajo que ha hecho en los últimos años. "No contemplo no renovar, estoy contento, me parece que el dueño está tranquilo. Obvio hay molestias por las expulsiones, sobre todo ante Cruz Azul y la reacción en zona mixta; a pesar de lo que pasó en este torneo, estamos bien", subrayó.

También aprovechó el espacio para recordar que pese a todos los movimientos que ha sufrido el equipo en el Apertura 2019, aun así se encuentran en la pelea por el título del torneo. “No veo que nadie analice que arranqué con un equipo que cambió en la fecha seis, sucedieron circunstancias que no tienes en tu cabeza como la apendicitis de Ibargüen, los que se fueron a Europa, la lesión de Nico Castillo o la de Giovani", sentenció.

TAGS EN ESTA NOTA: