Por Patricia Guillén 

La transformación de distintas zonas en la delegación Miguel Hidalgo ha implicado que algunos desarrolladores inmobiliarios corten árboles con o sin permisos de las autoridades; la mayoría de estos casos han sido evidenciados por los vecinos que escuchan el ruido de las motosierras. 

Durante esta administración se han derribado mil 200 y solamente se han plantado 504. 
Las colonias Lomas Virreyes, Bosques de las Lomas, Polanco, Granada, Anáhuac, Granada Argentina Poniente y Antigua son las más afectadas. 

De acuerdo con la demarcación, se acordó con algunos corporativos la donación de árboles, luego que éstos los quitaran para llevar a cabo alguna obra. 
Entre ellos Fundación Telmex, la cual donó 100 fresnos y Grupo Modelo con 100 árboles. 

Otras inmobiliarias también dará la misma cantidad de árboles como Abilia, quien quitó tres que estaban en la banqueta de Lago Mayor y Alberto 320, así como Grupo Carso, y los cuales serán sembrados en Ferrocarril de Cuernavaca. 

“Los permisos que otorga la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) a veces no llegan a la delegación, y el dinero no sé a dónde va, entonces yo les impongo una medida moral. Ahora estamos buscando lugares, algunos se irán a la parte alta de las Lomas y Ferrocarril de Cuernavaca”, explicó titular en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez Ruiz.

La delegada también dijo que la empresa Fibra UNO que construye una torre de 17 niveles con 90 cajones de estacionamiento en Mariano Escobedo 595 ya realizó su donación de 110.  

La tala de árboles para las obras públicas o privadas ya están permitida en la capital, conforme a lo dispuesto en la Norma Ambiental para la Ciudad de México NADF-001-RNAT-2012; pero esto ocurriría cuando se dañara la infraestructura aérea, subterránea, de servicio público, inmuebles privados y accesos. 

Y en caso de derribo debían estar inclinados, con debilidad en las raíces, con riesgo de desplomarse  o  con plaga. 
En la norma se establecen requisitos y especificaciones técnicas para la poda, derribo, trasplante y restitución que fue publicada en la Gaceta Oficial el 10 de febrero de 2013.

Sin embargo, pese a lo establecido por las autoridades capitalinas, vecinos de diferentes colonias han insistido en denunciar las talas que ejecutan de manera ilegal las constructoras o propietarios.
Algunos de los casos con esta problemática son el de La Cervecería Modelo, la empresa ingresó el pasado 8 de marzo la Declaratoria de Cumplimiento Ambiental que ampara los trabajos de rehabilitación de patio y estacionamiento en Lago Alberto 219 a la Sedema. 

Pero el 16 de marzo de 2016 la Secretaría autorizó el derribo y poda, con la obligación de plantar 109 dentro del mismo predio. 

El año pasado se dio a conocer que la dependencia capitalina destruyó nueve mil 615 árboles en toda la ciudad en lo que va de esta administración, seis mil 104 de éstos fueron talados por inmobiliarias. 
Otro caso similar ocurrió en Príncipes 98,  colonia Lomas Altas en donde según la Sedema autorizó cortar 293 árboles para la edificación de 10 departamentos en dos torres de seis niveles. 

Xóchitl Gálvez informó que ya se puso en marcha el primer jardín infiltrante que capta 300 metros cúbicos de agua que ayudan a recargar los mantos acuíferos. Además de que hay 280 huertos urbanos y  242 composteros como piloto en la colonia Irrigación y en  San Miguel Chapultepec.

La delegación también refirió que durante 2015 se sembraron 381 árboles; en 2016, 847; y en lo que va de 2017 aproximadamente 75 árboles.

 

TAGS EN ESTA NOTA: