compartir en:

Estado de México.- Después de que los habitantes de la comunidad de Cuautlacingo, en el municipio de Otumba, se enfrentaran a los militares que realizaban una rondín se supervisión en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), se aseguraron cuatro tomas clandestinas y se detuvo a una persona.

El comisionado de la Policía Federal, Arturo Jiménez, señaló que se desplegaron hasta 200 elementos para restablecer la zona y calmar a los pobladores.

Explicó que una sección de los uniformados detectó una toma activa, pues el terreno estaba húmedo, lo que indica que estaban extrayendo combustible, sin embargo, cuando lo quisieron asegurar, un grupo de personas llegaron en automóviles para “establecer un acto de rebeldía, como si quisieran manifestarse como dueños de explotar el robo de combustible”.

Posteriormente, llegaron los refuerzos y localizaron tres tomas más, por lo que también fueron resguardadas.

Aseguró que no hubo personas lesionadas -aunque no desmintió que hubiera militares heridos- ya que se trató de un enfrentamiento verbal, pero sí se hizo la detención de un presunto huachicolero.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: