compartir en:

Una mujer murió decapitada por un ascensor, luego de dar a luz a su tercer hija, en el Hospital de Valme, en Sevilla, España.

La víctima, identificada como Rocío Cortés, fue seccionada cuando el elevador que la trasladaba de una sala conocida como ‘del despertar’ se dirigía a otro piso, donde presuntamente se recuperaría del parto, tras practicarle una cesárea.

Con 25 años de edad, la joven murió cuando el ascensor comenzó a subir aún con parte de la camilla afuera y las puertas abiertas.

Rocío era ama de casa y vivía en la localidad de Montecillos, en Dos Hermanas, junto a sus otras dos hijas. 

La familia de la afectada anunció que no dejará pasar el “supuesto accidente” impune, debido a que personal del sanatorio ya había reportado fallas en ese ascensor y la administración no dio respuesta oportuna a dichas denuncias.

TAGS EN ESTA NOTA: