NUEVA YORK.- David Stern, quien falleció a los 77 años de edad, fue quien modernizó lo que es ahora la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) mediante una comercialización y presencia por el mundo, hasta llegar a México con partidos en 1992.

Quien nació el 22 de septiembre de 1942 dedicó gran parte de su vida a la NBA, gracias al bufete de abogados que defendía los intereses del organismo a partir de 1966, en 1978 se convirtió en consejero general, en 1980 tomó el mando de vicepresidente ejecutivo y el 1 de febrero de 1984 de Comisionado.

Ya en ese ejercicio, aprovechó el surgimiento de las figuras de Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, Charles Barkley y John Stockton para catapultar a la NBA a dimensiones estratosféricas en cuestiones de publicidad, comercialización y globalización, y rescatarla de un momento de incertidumbre.

Dentro de esa globalización, llevó la NBA en 1992 a México con el partido Rockets de Houston 104-102 ante Mavericks de Dallas, y con la estrella Hakeem Olajuwon, de los ganadores, se reunieron 19 mil 527 aficionados en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México.

En diciembre pasado, los partidos Mavericks de Dallas-Pistons de Detroit y Spurs de San Antonio-Suns de Phoenix, de temporada regular, fueron los números 29 y 30 de la NBA en México, la mayor cantidad fuera de territorio estadounidense y canadiense.

Su gran labor terminó en 2014 y se convirtió en Comisionado Emérito, con una gran eficiencia para respaldar el crecimiento de la NBA, tanto en casa como por el mundo.

Adam Silver, actual Comisionado, expresó en un comunicado que “como todas las leyendas de la NBA, David tenía talentos extraordinarios, pero con él se trataba más que nada de las cosas fundamentales: preparación, atención a los detalles y trabajo duro”.

Abundó que David “tomó el control de la NBA en medio de una encrucijada, y a lo largo de 30 años como comisionado sembró el camino de la NBA moderna y global hasta alcanzar a billones de personas alrededor del mundo, al convertirla en una verdadera marca global”.

Mediante las redes sociales se expresaron infinidad de comentarios que resaltan la gran labor de David Stern, como Bill Russell, 11 veces campeón con Celtics de Boston y cinco veces ganador del trofeo al Jugador Más Valioso de la temporada, y fue tan bueno que el mismo Stern le puso al trofeo el nombre de dicho basquetbolista.

“No puedo poner en palabras lo que la amistad con David significó para mí y muchos otros. Él cambió muchas vidas. David fue un gran innovador e hizo que el deporte que amamos sea lo que es hoy”, expresó Bill Russell.

A su vez, Scottie Pippen expresó que “es un día muy triste para el basquetbol. Vi mucho a David Stern en los 90 y lo noté como alguien amable, pensativo y casi siempre era la persona más inteligente en la sala. Él fue un innovador que ayudó a nuestro deporte”.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: