compartir en:

Ciudad de México.- Fabio Massimo Covarrubias Piffer, quien en 2015 era director de la empresa Fertinal en el momento en que Petróleos Mexicanos (Pemex) la adquirió, aseguró que su plan inicial no era vender la firma de fertilizante, sino fusionarla con la petrolera para generar beneficios por más de tres billones 500 mil dorales.

Su propuesta, rememoró, fue ignorada y se le notificó que no había disposición para la venta de amoniaco por parte de Pemex, lo que finalmente lo llevó a vender la empresa por 620 millones de dólares en una negoción en la que, aseguró, nunca tuvo contacto con Emilio Lozoya o el expresidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista con Radio Fórmula, apuntó que tras el anuncio de que Pemex se abriría a la inversión en 2012 presentaron su propuesta, la cual fue atendida por Carlos Roa, jefe de asesores de Emilio Lozoya, mismo quien después les informó que habían cerrado el acuerdo de la compra de Agronitrogenados por lo que se les solicitó hacer ejercicios de fusión para unirse al complejo petroquímico de Pemex.

Agregó que expertos en venta de empresas valuaron a Fertinal en un mínimo de 770 millones de dólares y un máximo de mil.

“Se vende en 600 porque es una negociación; las empresas independientemente de los valores y sus avalúos, valen en lo que las puedes negociar y vender”, acotó.

Nota recomendada: Gobierno de EPN gastó 800 mdp para combatir sargazo: Semar

En la operación de compra y venta, dijo, Pemex “absolutamente fue impecable” y aunque la cantidad haya sido menor a lo esperado, se logró negociar el pago en dos partes, una correspondiente a un dividendo y otra con un pago directo de 220 millones de dólares.

Enunció que Lozoya con una actitud soberbia, ni siquiera recibió a los empresarios y la firma de la compra y venta se realizó en pisos diferentes, “no hubo contra parte ni para darnos la mano; se hicieron las negociaciones con un desdén impresionante”.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: