compartir en:

Netflix renta un mítico cine en el corazón de Nueva York para los estrenos de sus próximas cintas.

 

 

La empresa de entretenimiento sorprendió con la noticia a inicios de esta semana. Hace menos de tres meses (agosto) que el teatro había recibido su sentencia de muerte y cerrado sus puertas; pero ahora se encuentra proyectando “Marriage Story”, producción de Netflix de la que también albergó la premier.

 

 

El Paris Theatre es el último de su tipo en la ciudad estadounidense, ya que se trata de un inmueble con una única sala proyecciones. Diseñado para grandes estrenos, fue inaugurado en septiembre de 1948 por las manos de la mismísima Marlene Dietrich, y sobrevivió hasta agosto pasado haciendo exhibiciones de títulos comerciales, estrategia que demostró no funcionar.

La razón por la que resulta sorprendente este suceso es lo contradictorio para el concepto de la compañía y el formato de streaming, pero los motivos que al parecer motivan la adquisición de la sala son igualmente considerables.

Dentro de las declaraciones de los altos directivos de la plataforma relucieron argumentos como la intención de brindar una mejor experiencia para los cinéfilos y el rescatar de una posible destrucción al mítico cine, pero lo ocurrido con sus últimas grandes producciones demuestra que esta decisión trasciende las buenas intenciones de conservar el valioso recinto.

Desde el comienzo de su incursión en los grandes festivales de cine mundiales, Netflix ha mantenido una producción constante de títulos relevantes, de los cuales destaca “Roma”, del mexicano Alfonso Cuarón, que logró hacerse con tres premios de la academia a inicios de año.

Aunque puede ser un tema poco conocido, uno de los requisitos esenciales para que una película sea considerada en dichos premios es que sea estrenada en cartelera antes que en cualquier otro formato (DVD, Televisión o Streaming), por lo cual cintas con producciones tan fuertes como The Irishman, o las antes citadas Roma y Marriage Story tuvieron estrenos previos en cines; razón que, sin dudas, las llevará a la contienda.

Por ahora quedan aún rumores casi palpables de la adquisición de otro cinema, esta vez The Egiptian, ubicado en Los Ángeles, y cuya obtención confirmaría las intenciones de la productora para hacerse una potencia (o dominar) en las grandes premiaciones con sus cintas, ya que es otro requisito de la academia que las producciones duren al menos una semana en la cartelera de las grandes salas angelinas.

Sólo el tiempo mostrará que tan lucrativa resultó la estrategia.

TAGS EN ESTA NOTA: