compartir en:

CALIFORNIA.- Un niño de cuatro años de edad cumplió su sueño de disfrazarse de princesa durante una visita a Disneyland. 

El deseo del menor de vestirse como Blanca Nieves y de otras princesas, fue apoyado por su madre, pese a que podría haberse convertido en blanco de críticas.

El pequeño de nombre Evans, padece de autismo, microcefalia y presenta un delicado estado de salud a consecuencia de las drogas que su madre biológica consumía durante su embarazo, por lo que requiere constantes cuidados médicos y visitas frecuentes al hospital. 

Actualmente está al cuidado de Eeka Rocha McLeod, mujer que funge como su madre adoptiva y quien lo llevó a Disneyland caracterizado como las diferentes princesas de Disney.

En entrevista para medios estadounidenses, la mamá de Evan contó que el mayor sueño de su niño era vestirse de princesa y visitar Disneyland, algo que hace muy poco tiempo logró cumplírselo.

“Al inicio pensé que estaba confundido. Le enseñé el disfraz de caballero, pero él estaba seguro de que quería ser Blancanieves”, agregó la madre adoptiva.

Las fotos de Evans con sus disfraces fueron publicadas en las redes sociales, ocasionando polémica entre los usuarios, quienes se manifestaron a favor y en contra de la decisión de la madre.

Por su parte, la familia prefiere ignorar los comentarios y llevar a su hijo cada fin de semana con el disfraz de su preferencia, princesa o villana. Lo que les importa en verdad es que sea feliz y se sienta amado.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: