compartir en:

México.- Ante la posible llegada de una nueva caravana de migrantes centroamericanos, el Gobierno de México aclaró que la frontera no se militarizará y refrendó que no habrá “portazo”.

"No queremos portazo, pero sí queremos que la gente entre y se registre y revisaremos la calidad migratoria que cada uno de ellos tenga o requiera”, señaló el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Al terminar la disculpa pública del Estado mexicano a la periodista Lydia Cacho, el funcionario señaló que se respetarán los derechos humanos y la libertad de los migrantes, por lo que buscarán cuidar su integridad y seguridad.

También enfatizó que se podría poner en marcha un operativo para atender a 10 mil, 15 mil o 20 mil personas, las que sean necesarias, ello con el fin de tener una migración ordenada y regulada.

Respecto a los centroamericanos que llevan meses en Tijuana, Baja California, comentó que son la prueba de que hay un fenómeno migratorio importante, pero no implica que haya una crisis en la frontera con Estados Unidos.

Agregó que cada hay más de 350 mil personas que salen de sus países, pero esta vez se agrandó por el hecho de que eran caravanas.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: