compartir en:

Durango.- Terminar una carrera no es un logro que todos pueden presumir, muchos menos las personas que, aparentemente, tienen menos oportunidades. Nora Yajaira Soto Salvador, es una chica originaria de Mezquital de Durango y pertenece a la comunidad indígena de los tepehuanes; sin embargo, se graduó de la universidad y sus padres reconocieron sus esfuerzos.

Quizá lo que llama más la atención no es que Nora haya logrado un título universitario en Ingeniería Industrial, sino la forma en la que su sencilla familia acudió a la ceremonia.

Su padre fue con sombrero, camisa a cuadro y un chaleco; su madre usó un traje típico de los tepehuanes. Los obsequios que le llevaron a su hija de 24 años fueron globos, un muñeco de un burro y un ramo de flores cubierto con un papel que decía: “Lo lograste, hija”.

Nora Yajaira

Nora Yajaira dejó su hogar a la temprana edad de 13 años para continuar con sus estudios, pues en su localidad sólo hay escuelas primarias, fue así que cursó la secundaria y bachillerato lejos de su familia.

Posteriormente, entró al Instituto Tecnológico de Durango para cursar a distancia la carrera de Ingeniería Industrial pese a las dificultades que ello representó, por ejemplo, tomar clases a través de videochat o ser discriminada por algunos compañeros debido a su origen indígena, la joven se graduó con un promedio de 9.6, lo que le valió una medalla a modo de reconocimiento.

Nora Yajaira

Ahora, Nora, que es la cuarta de 11 hermanos, tiene pensado aprovechar sus conocimientos para ayudar a su comunidad y familia; pero antes realizará una estancia académica en Canadá que le permitirá mejorar su nivel de inglés.

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: