EFE

Serbia. – El tenista celebró "los esfuerzos en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos y en Europa.

Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, denunció que se siente sometido a una "caza de brujas" por organizar el torneo en el que se contagiaron de la COVID-19 varios jugadores y dijo que todavía no sabe si participará en el Abierto de Estados Unidos que se disputa entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre.


"Ahora no sé qué va a pasar. No le favorece al Abierto de EE.UU. lo que pasa en las últimas semanas, están creciendo mucho los números de contagiados (con la COVID-19), sobre todo en Nueva York", dijo Djokovic en una entrevista con el diario deportivo serbio Sportski zurnal.


Indicó que "muchos tenistas no saben si entrenar en tierra batida o en pista dura" y consideró que "se sabrá más antes del 15 de julio, plazo tope para que la ATP decida sobre las competiciones de su calendario, Washington, Cincinnati, los torneos europeos".

El tenista celebró "los esfuerzos en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos y en Europa, para que se celebren los torneos a pesar de la gran crisis sanitaria, económica, de seguridad", pero "todo tiene sus límites".

Su plan, en principio, es jugar Roland Garros, así como los torneos de Madrid y Roma.Al referirse al nuevo sistema de puntos para la clasificación de jugadores y la implantación de un ránking desde el pasado mes de marzo de 2019 hasta diciembre de 2020, anunciado por la ATP el pasado lunes, indicó que ha habido muchos debates pero que es lo más correcto para todos.

"Es la mejor opción en este momento ante todo porque protege a los jugadores que no quieren exponerse al riesgo de viajar y contagiarse en EE.UU. o en otros torneos", dijo.

Obs

TAGS EN ESTA NOTA: