compartir en:
Por Nadia Venegas

Aunque se presume el retiro de comerciantes en Constitución de 1917, en otros paraderos de la ciudad tiene saturación de puestos y problemas de inseguridad, según se quejan usuarios.

Así se constató en diferentes recorridos de paraderos importantes, donde abunda el descontrol del comercio informal.

Tal es el caso de Indios Verdes, un paradero ubicado en la zona Norte, casi en el límite con el Estado de México.

De acuerdo con distintos testimonios, es un sitio con inseguridad, ya que son frecuentes los robos de carteras y celulares, asaltos, entre otro tipo de violencia.

"Ya van dos veces que nos roban aquí, una vez me sacaron la cartera del pantalón y la otra le quitaron el celular a mi hermano", relató Iván García Hernández, habitante del municipio de Tlalnepantla, quien diariamente pasa por este sitio.

"Así que seguro no es aquí y está peor arriba de los camiones, ahí sí te digo que no vas a encontrar a nadie que no lo hayan asaltado".

En una visita se constató que este multiparadero tiene decenas de puestos fijos y semifijos donde se comercializan diferentes productos que van desde tacos, quesadillas, frituras, dulces, regalos, ropa, artículos de electrónica, fundas para teléfonos, hasta mercancía apócrifa.

Incluso algunos de estos comerciantes se instalan dentro de los pasillos del Metro, en puestos instalados con mesas, cajas, huacales de madera o telas.

Esto prevalece aunque se observó que están decenas de elementos de seguridad en la estación.

"El miedo es pasar después de las 10 de la noche, el ambiente esta pesado, hay mucho maleante, borrachos y drogados", dijo Rocío Rocha.

"Yo no tomo microbús, es más bien un tramito lo que tengo que caminar, pero aquí me han asaltado y manoseado", agregó, "debería haber más vigilancia".

La situación del paradero de Indios Verdes prevalece mientras la Secretaría de Gobierno presume el retiro de comerciantes de la zona de Constitución de 1917, en Iztapalapa.

Según se informó, en ese lugar se retiraron al menos 95 puestos metálicos fijos al interior y 25 al exterior de este Centro de Transferencia Modal.

Este retiro se dio pese a que algunos comerciantes, entrevistados por Diario de México, expresaron su temor y negativa a ser reubicados.