compartir en:

México.- Desde el pasado 27 de diciembre las obras en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) están completamente detenidas, mientras que la cancelación de los contratos avanza de manera positiva, infirmó Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“Ya está suspendida oficialmente la construcción de ese aeropuerto y se ha empezado la negociación con los contratos, para darlos por terminado anticipadamente o resolver en consecuencia con los dueños de los contratos”.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, en compañía del presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó que el gobierno no podía tomar una decisión sobre el término de la construcción del nuevo aeropuerto, hasta que se resolviera el tema de la recompra de los bonos financieros del proyecto.

En ese sentido aclaró que, con la compra de mil 800 millones de dólares de bonos, “de los seis mil millones de dólares que se debían, hoy ya solo se deben cuatro mil 200, y la idea es cada año ir disminuyendo en 200 millones de dólares esa deuda”.

Agregó que cumplieron con la fecha límite para la adquisición de bonos, pues ésta era el 4 de enero, ya que desde el 25 ó 26 de diciembre lograron venderlos.

“La aceptación de los que no quisieron vender sus bonos, porque tienen confianza de lo que pasó en el gobierno, aceptaron las modificaciones que nos permitían no asignar el crédito obtenido a la construcción de un aeropuerto en Texcoco (…) se dio instrucciones al director de ya iniciar la cancelación de los contratos, la terminación de los contratos o la negociación de los contratos”.

Explicó que en cuanto solucionen el caso de la fibra E, la cual se compró por mil 500 millones de dólares, harán un informe pormenorizado de “qué pasaba en el aeropuerto, cómo se hicieron las cosas, en qué situación se encontraba y cuál hubiera sido el futuro de la construcción si se hubiera tomado la decisión de continuarlo”.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: