compartir en:

Ahora sí los aficionados al futbol en México lo pensarán dos veces antes de lanzar el famoso grito homofóbico “eeeh… puto” en los estadios debido a la medida impuesta por la Federación Mexicana de Futbol.

De acuerdo con un comunicado de la Femexfut, los árbitros tendrán la posibilidad de suspender un partido de la Liga MX y el Ascenso MX debido a incidentes racistas y discriminatorios por parte de los aficionados, incluido el famoso “eeeh…puto”.

El artículo 63 de la Liga MX estipula que si el juez central se percata de conductas racistas y/o comportamientos discriminatorios como los cantos raciales, insultos, gritos, letreros, banderas, etcétera podrá detener el juego y solicitar a los aficionados, a través del audio local, que cesen su comportamiento.

En caso de que estos comportamientos persistan, después de haber reanudado las acciones, el árbitro detendrá nuevamente el encuentro de cinco a diez minutos, enviará a los dos equipos a los vestidores y solicitará nuevamente a los asistentes que detengas sus agresiones.

A pesar de que el artículo 63.3 establece una tercera fase durante la cual el árbitro podrá ordenar el desalojo del estadio y disputar los minutos restantes con el estadio vacío, el comunicado de la Femexfut aclara que "en ningún caso se ha instruido llegar hasta la tercera fase".

También, explica que estos protocolos de actuación contra el racismo y la discriminación existen desde la temporada 2014-15 por instrucción de la FIFA.

TAGS EN ESTA NOTA: