compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Familiares de la joven Daniela Ramírez Ortiz, desaparecida desde el pasado 19 de mayo luego de ser presuntamente secuestrada por un taxista, confirmaron que una de las osamentas halladas en Tlalpan, pertenece a la víctima.

El día de ayer, peritos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) llevaron a cabo una inspección en la zona de Parres de dicha alcaldía, donde supuestamente habría desaparecido Daniela.

En el lugar se hallaron prendas de ropa y dos osamentas que fueron sometidas a análisis para su identificación, una de las cuales, según familiares, si pertenece a la joven desaparecida.

Al respecto, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy informó:

“El tema de la certeza de a quién corresponde será a partir de cuestiones técnicas, son huesos, no tengo tejido blando, lo que hace que tarden un poco más los estudios, en dos, tres días tendremos seguramente la identidad”.

Por su parte, los servicios periciales afirmaron que aún no sabe si podrán conocer con exactitud las causas de la muerte, ya que la fauna del lugar devoró el cuerpo de la víctima.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: